Cada año como tradición alrededor de los días mi cumpleaños hago un recuento de las metas del pasado año y comienzo la planeación del año siguiente. Para mi esta practica es de mucha importancia para saber si voy en la dirección correcta. Estas son algunas de las cosas que aprendi:

Conocer tus metas es importante, vivirlas es aun más.

Creo que no estoy solo al plantearme metas cada año, aunque por tradición las personas hacen sus resoluciones en año nuevo pero seguro somos unos cuantos los que lo hacemos en nuestro aniversario de vida. Veo con nostalgia la libreta donde apunto mis notas, ahi donde dedique algunas horas en apuntar aquellas cosas que quería lograr solo para tener la libreta almacenada y si acaso visitarla un par de veces durante el año. Vale decir que esta comprobado que quien las anota (y solamente eso) tiene mayor probabilidad de cumplirlas que quien no lo hace, pero quien las visita frecuentemente y busca accionarlas seguramente las cumple antes de lo esperado.

Vivir tus metas es una acción de cada día, aunque algunas son cuestión de accionarlas de una vez por todas como escribir tu testamento, otras vienen más de la creación de un habito, son esas cosas que se vuelven parte de ti si logras repetirlas con suficiente frecuencia, tal como bajar de peso, ahorrar, saldar deudas, hacer ejercicio, entre otros.

Mi aprendizaje. Apuntar no es suficiente, necesito visitar constantemente mis metas, entre mas seguido las vea mas probable es para mi accionarlas. Intente por algunas semanas iniciar mi día con lectura de mi libreta pero aprendi que aun mejor para mi es tener una grabación en mi celular dedicada a describir mis metas y escucharlas cada día. Encontré que es mas probable que lo haga desde mi celular en algún punto del día que detenerme a tomar mi libreta y leerla. Inténtalo, te recomiendo poner alguna música de fondo desde tu estéreo o computadora y grabar tu voz con ese fondo, en mi caso elegí música con un tono budista y cada día escucho un guru con mi voz dándome sabio consejo con un fondo de música inspirador.

La generosidad no es facil para todos. 

Reconozco que existen personas que se quitan la camiseta por cubrir a una persona con necesidad, hay esas personas que dedican su vida de forma incansable para mejorar las vidas de otros. Bill Gates no solo destina gran parte de su fortuna para ayudar a otros pero decidió dejar su compañía para dedicarse tiempo completo a su fundación. En mi caso este año me propuse donar algo de dinero a algunas causas nobles, sin muchas reglas solo ayudar cuando sea posible. Hice mi presupuesto, fije un monto mensual y a pesar de que no tuve ningún contratiempo que me lo impidiera, no lo logre. Pude donar solo un poco mas de la mitad de lo que me propuse, después de meditar sobre el tema encontré que a pesar de tener una estabilidad económica, al haber crecido con cierta austeridad, me cuesta un poco desprenderme del dinero sin el sentimiento de que yo lo puedo necesitar mas adelante.

Otra cosa que encontré difícil fue el decidir cuanto dar y a quien darlo , aunque necesidad hay mucha no siempre es fácil encontrar la persona y organización correcta y saber el monto correcto, se lo das a la persona mayor que empaca tu mandado en el supermercado, al viene viene, a la persona que se acerca a ti con esa historia triste de desfortuna, o quizá a esa organización reputable. La repuesta aun no la se.

Mi Aprendizaje. La generosidad no la piensas, la sientes. La generosidad es una de esas cosas extrañas que al dar no te resta si no lo contrario, suma a tu vida. Este año trabajare mi sentimiento limitante, y lo combatiré con eso mismo que quiero alcanzar, con generosidad. Aprendi que no hay generosidad debida o indebida, solo la hay, y donde tu sientas ese impulso por ser generoso y dar, ahí es el lugar correcto para hacerlo, aprendi que el dinero si compra la felicidad, cuando aprendes a compartirlo con otros. Espero este año no solo alcanzar mi meta sino superarla.

A quienes me visitan les estoy muy agradecido por hacerlo, no he posteado seguido pero compartir y ayudar a personas por este medio no es algo que planeo dejar. Pretextos por mi ausencia hay mucho pero no son mas que eso, pretextos. Seguiré en contacto con ustedes, ese compromiso continua.

Me encantaria escuchar de ustedes, que han aprendido este año, que recursos han encontrado útiles en esta pagina o que otras paginas han encontrado útiles en el campo de las finanzas personales. No duden en dejar un comentario o visitar mi pagina en Facebook.

Hasta pronto!

Suscríbete para recibir contenido vía correo electrónico



Powered by MailChimp


About The Author

Deudor rehabilitado, amante de las finanzas, buscador del Zen, investigador de soluciones creativas, MBA.

Close