Creciendo en casa con mi madre, mis hermanos y yo tuvimos nuestras bendiciones y también tuvimos nuestras carencias, una de ellas fue la television por cable, mas de 25 años pasarían antes de que hubiera cable en la casa de mi mamá y para entonces yo ya no vivía ahi. La ausencia de cable no fue por falta de suplicas, cada vez que pedimos tener el servicio recibimos una respuesta similar a “si así pasan todo el día viendo la television, imagínate con cable”. Era difícil tener conversaciones en la secundaria, esto fue cuando MTV estaba en auge mostrando video musicales, eso era tema de diario, algo de lo cual día a día me quedaba sin idea. La primera vez que tuve cable fue finalmente cuando me mude fuera de la casa de mi madre y me fui a vivir al D.F. tenia 2 roomates y libertad que rozaba con libertinaje, aquí conocí la dicha de mover canales por 30 minutos y decidir que no hay nada que ver en la TV.

Doy gracias por la oportunidad de dar vida al donar sangre. Un regalo que puedo hacer en donde a mi no me quita nada y para otra persona es la diferencia entre la vida y la muerte. Suscríbete para recibir contenido vía correo…

Agradezco por la paciencia para soportar esos días que no son ideales. Es irreal pensar que todo día sera perfecto pero de igual manera imposible que todo día no lo sea. Suscríbete para recibir contenido vía correo electrónico Correo electrónico Nombre Powered by…

Close