Agradezco por el abrigo de varias cobijas, de un techo y de ropa adecuada. Aunque el invierno californiano no es severo es suficiente y no le deseo a nadie tener que soportar vivir a la intemperie, afortunado soy de contar con todo lo necesario para protegerme del frío.

Agradezco por la oportunidad de ejercer mi derecho a manifestarme y la oportunidad de enseñarle a mi hijo sobre este privilegio que tenemos como mexicanos. Porque si nosotros no luchamos por nuestro bienestar quien lo hará.

Agradezco por las personas que tengo en mi vida, no pido mas.

Suscríbete para recibir contenido vía correo electrónico



Powered by MailChimp

About The Author

Deudor rehabilitado, amante de las finanzas, buscador del Zen, investigador de soluciones creativas, MBA.

Close